Ir a la página principalContáctese con nosotrosForo de DiscusiónSalas de Chat PescanautasFirmar el libro de visitasAñadir a FavoritosHacer Pescanautas su página de inicio
  - - Buenos Aires, Argentina.
Quiénes somos
Publicite en Pescanautas
Cursos y Seminarios de pesca y náutica
Notas y relevamientos de pesca
Notas de náutica
Notas de ictiología
Pesca con Mosca
Equipos y elementos de pesca
Pronósticos meteorológicos
Mareas y Avisos a los navegantes
Cuentos de pesca
Galería de fotos
Clasificados


 

1 1 1 1

Tucunarés con mosca en Panamá -- Rafael Pedelabordes


Para todo pescador deportivo de alma, cualquier destino es bueno para probar suerte.
Gracias a un estudio previo minucioso, conseguí arrancarle los secretos a un lago donde
habitan Tucuarés (o Sargentos) con equipo de flyfishing, algo muy poco difundido en la zona.
El éxito logrado, se disfruta el doble.

PESCANAUTAS.COM.AR - Tucunarés con mosca en Panamá

Panamá como destino de pesca

A diferencia del resto de América que transcurre de norte a sur, Panamá lo hace de este a oeste, lindando al norte con el mar Caribe, y al sur con el Pacífico. Ambos, con una riquísima variedad de especies aptas para todos los tipos de pesca habido y por haber. No sólo se puede disfrutar de una riquísima pesca en el mar. En Panamá se puede pescar desde truchas en los ríos de altura cercanos a la frontera con Costa Rica hasta Róbalos y Tucunarés (localmente llamados Sargentos) en el Lago Gatún. Este último es el segundo lago artificial más grande del mundo, el cual fue construido para el funcionamiento del Canal de Panamá y se nutre de las aguas del Río Chagres. De belleza natural impresionante, rodeado de selva tropical y con una fauna y flora impactante, es el lago que navegan los barcos para cruzar del Caribe al Pacífico y viceversa.

Tal como he comentado oportunamente, hace cuatro meses la empresa en la que trabajo me trasladó junto con mi familia a trabajar a Panamá. Más allá de la importante oportunidad profesional que esto implicó, tengo que reconocer que un gran incentivo para aceptar el traslado fue descubrir que Panamá es un paraíso de la pesca deportiva en todas sus modalidades.

La primera experiencia

Luego de no poder pescar por cuatro meses (con serios síntomas de abstinencia pesquera) y no haber comenzado a disfrutar las bondades en este aspecto de Panamá, opté por hacer el primer intento en el lago Gatún. Dicha decisión se basó en el alegre descubrimiento de que los tan afamados SARGENTOS Panameños que se podían pescar a sólo 30 minutos de mi casa, no eran ni más ni menos que los famosos Tucunarés o Peacock Bass.

Con información local nula respecto a la pesca del Sargento con mosca, y sólo con una espectacular nota de Marcelo Morales de pesca con mosca de Tucunarés en el Amazonas (en el magazine de la AAPM), decidí hacer el primer intento con esta modalidad, la manera que a mí más me apasiona.
Un día antes del día D me comuniqué con Nelson, un guía que tiene su base en la bajada de lanchas de Gamboa y acordé los detalles para el día siguiente. Gamboa es un poblado sobre la costa del río Chagres a unos 500 mts de la desembocadura de este río en el lago Gatún y a sólo 30 km de la ciudad de Panamá. En esta localidad hay un importante y muy recomendable hotel, un puerto de soporte para remolcadores del canal y las oficinas de dragado del mismo.

PESCANAUTAS.COM.AR - La caja de moscas en estado caótico desués de un día de pesca

Las moscas

Luego del leer el magazine y ver algunas moscas para el Bass, decidí optar por no atar nuevos patrones y llevar mis moscas para dorado y tarariras. Además incluí un patrón que había atado para el mar, hace ya bastante tiempo, siguiendo un modelo de Adrian Tito Fontana en su nota sobre pesca de caballas en Mar Chiquita (La famosa “Titus Scomber Special” modificada, pero con cabeza de epoxy)

El equipo

Según leí, el equipo a utilizar debía ser uno robusto, 8# / 9#, para resistir la primer corrida del pez y frenar su intento de llegar a las zonas de ramas y troncos que abundan a escasa profundidad en el lago. Para los pesos promedio de 1 ó 2 Kg. una caña #6 sería suficiente; pero si se diera uno de los grandes que llegan hasta los 8 Kg. sería una rotura segura.
Las líneas elegidas fueron una Cortland 444 WF #9 de flote y un shooting Orvis # 9 con su respectivo running. Realmente lamenté no contar con líneas para clima tropical ya que luego de un rato de castear (especialmente la WF) parecía que intentaba castear un chicle.
El leader sería un simple trozo de nylon monofilamento (Raiglon en este caso) de unos 50 cm de largo.

PESCANAUTAS.COM.AR - La más rendidora de la jornada de pesca de Tucunarés o Sargentos en Panamá

La técnica a utilizar

Por lo que me había instruido, la técnica a utilizar debía ser recogiendo con tirones cortos y largos pero sobre todo muy rápidos para despertar el instinto cazador de los Sargentos. La estrategia sería lanzar a las zonas cercanas a la costa donde cazan camarones y mojarras y buscar las afloraciones de troncos y ramas, las zonas preferidas de esta especie (y también de los enganches)

PESCANAUTAS.COM.AR - Embarcación del guía lista para zarpar. La jornada de pesca de Tucunarés con mosca en Panamá estaba por comenzar.

…Y llegó el día de pescar

Al igual que las noches previas a salidas de pesca con mi padre cuando era chico, pasé la noche mirando la hora a cada rato esperando ansioso las 5 de la mañana. La pesca del Sargento se debe hacer preferentemente muy temprano a la mañana para aprovechar su hora preferida de caza.
A las 4.30 ya estaba en pie. Los relámpagos anunciaban una mañana lluviosa, pero sinceramente no me importaba.

A las seis estaba en camino y en menos de 30 minutos estaba entrando a la selva en la zona de Gamboa. El guía me estaba esperando con su nave lista para zarpar (nave de dudosa capacidad de flote que cada 10 minutos obligaba al guía a achicar con un jarrito)
Zarpamos con una leve lluvia y recorrimos con estas condiciones los primeros 500 mts del río Chagres hasta la desembocadura del lago Gatún.

PESCANAUTAS.COM.AR - Navegando el río Chagres hacia la desembocadura del Lago Gatún. Panama. Pesca de tucunarés con mosca.

Al arribar al lago se largó un aguacero (como lo llaman acá a los chaparrones) que nos acompañó los 20 minutos que nos mantuvimos en cauce principal. Al desviarnos hacia la zona de pesca la lluvia fue amainando hasta llegar al lugar indicado (a unos 3.000 metros del cauce principal) en donde no sólo no llovía sino que había una cómoda resolana que nos acompañó toda la mañana. Maravillas del trópico.

Finalmente llegamos a la zona de pesca. Aquí el agua estaba totalmente cristalina y me permitía ver con facilidad el fondo. A esta altura el guía apagó el motor y comenzó a llevarme muy lentamente a remo, manteniéndose paralelo a la costa a unos 15 / 20 mts para que castee sobre ésta. El ambiente es simplemente impresionante: los sonidos de la selva se nos vienen encima; monos, pájaros y vaya a saber unos que más. A nuestro alrededor explota el agua sin que lleguemos a ver nada. Cada vez que preguntaba si era un Sargento, el guía me decía, tortuga…., cuando yo decía tortuga, nop, Sargento. Al final, con cada chasquido del agua opté por mirarlo con cara de pregunta esperando la respuesta adecuada.

PESCANAUTAS.COM.AR - Las zonas de pescas todas se encuentra en un marco de selva y aguas cristalinas.

Cabe destacar que la pesca con mosca no es muy popular por estos lares. Por lo que el guía realmente no confiaba mucho en las posibilidades de mis adefesios emplumados. “Por si acaso” llevó unas sardinas, y me recomendó varias veces que intentara con el equipo de spinning, mucho más conocido por acá.
Ahora si era la hora de la verdad… no les voy a decir que no me tentó agarrar el equipo de spinning, poner una mojarra e ir por lo seguro para sacarme la ansiedad pesquera. Pero al final el gusto por el desafío mosquero pudo más y con mi línea de flote y un popper, con algunas batallas en su haber con las taruchas de La Paz, hice mi primer cast.

PESCANAUTAS.COM.AR - Una de las tantas capturas de tucunarés o sargentos como lo llaman en Panamá.

Primer lance, recojo los más rápido que puedo y a unos 5 metros de la lancha pum!!!! Sube el primer Sargento como un rayo de entre las algas y ramas del fondo, toma la mosca con furia y huye hacia el fondo. El guía simplemente no podía dar crédito de lo que veía (créanme que yo menos) “Aguántelo, aguántelo, que no llegue a las ramas decía. Es grandecito!!!!” Se entusiasmaba. De manual, el pez buscó con fuerza alcanzar unas ramas que había a un lado de lancha, luego se mandó debajo de esta y finalmente hizo sus últimos esfuerzos con unas corridas menos potentes. Esa sería la pieza más grande de la jornada con casi dos kilos de peso.

PESCANAUTAS.COM.AR - El tucunaré más grande la la jornada de pesca en Panamá. Casi dos kilos de peso.

La técnica de clavada debe ser manteniendo la punta de la caña bien baja y aguantando la embestida del pez con nuestra mano. Realmente es un pez muy bruto en su primera corrida, y los de mayor porte no tendrán ningún problema en pasar nuestras cañas al arcón de los recuerdos.
Continué pescando una hora más con poppers, y obtuve tres piezas. Probé con distintos tipos, pero el único que dio resultado fue el primero que utilicé, los otros lograron algunas subidas pero simplemente a unos centímetros giraban y volvían a su refugio en las profundidades. Para esta altura, tal como les conté antes, mi línea había cambiado totalmente su consistencia y se hacía muy engorroso castear.

Por lo tanto era la hora de cambiar el arsenal y pasar al shooting y a los grandes streamers de dorado. Para decidir los colores pregunté cuales eran los colores de señuelos más efectivos y me decidí por el blanco y rojo.
La ventaja de los streamers es que se pueden recoger a mucho más velocidad y esto sin duda les encanta a los Sargentos. Resultado, en las dos horas siguientes obtuve siete piezas más.
La mosca más efectiva fue la de Tito Fontana para el mar. Con esta obtuve cuatro piezas y muchas subidas de curiosos que se asomaban a ver qué era eso que corría por sus aguas.
La medida promedio de las piezas rondó el kilo, y al final contabilicé 12 hermosos sargentos. A las 11.30 emprendimos el regreso con el brazo cansado por la falta de práctica y con la alegría de haber encontrado un paraíso de la pesca.

PESCANAUTAS.COM.AR - Pesca con mosca de tucunarés en Panama.

Resumiéndoles un poco la cosa, me he encontrado con una pesca realmente apasionante. El Sargento es un pez hermoso y combativo; se lo pesca en un ambiente impresionante de aguas cristalinas y a sólo 30 minutos de la ciudad. Se lo puede pescar en todas las modalidades y realmente representa un desafío para el pescador deportivo ya que es un pez que no se deja engañar dos veces. Finalmente, siendo que la población de Sargentos en el lago es enorme, si llegamos a los lugares adecuados tendremos una gran oportunidad de divertirnos a lo grande y con un poco de suerte tal vez logremos una gran pieza que exigirá todas nuestras dotes de pescador.
La próxima salida será realizada con la modalidad de spinning tal como le prometí a mi hijo de seis años que aún no me perdona que no lo haya llevado a esta primera experiencia en el lago.

Datos útiles:
Alojamiento: Hotel Gamboa (www.gamboaresort.com)
Servicios: La tarifa del servicio (lancha y guía) es de U$S 75 por 4 horas de pesca para tres personas, y para aquellos que desean hacer pesca con carnada, venden sardinas a U$S 1 la docena (vale destacar que lo que aquí llaman sardina nada tiene que ver con la nuestra, sino que es una mojarra prácticamente igual a la que usamos para el pejerrey)

 
Notas Relacionadas

     
Dirección: Fernando de la Cruz - Gustavo Arduino - Martín Cháves © 2004 Pescanautas.com.ar